• 0
Conseguí vencer mis miedos, me armé de valor,  y mostré mis sentimientos.
—¡Se acabó!—  contestaste.
Y mis miedos volvieron a nacer…
 El tiempo pasó y…
—¡Te necesito!— gritaste.
Y ahora mis miedos no me permiten visitarte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario