Por Ella

  • 0
El pasado día 8 de marzo se celebró el día internacional de la mujer trabajadora. Y entre amigos y siempre desde el sentido del humor, nos preguntábamos e incluso reprochábamos, cuál era el día internacional del hombre trabajador. La respuesta estaba clara. El día internacional del hombre trabajador son los 364 días restantes, por lo que queda patente que la lucha a la que se enfrenta la mujer de hoy en día. es una lucha dura y real para la adquisición de derechos e igualdades negados desde la antiguedad.

Este blog nace como posible divulgador del pensamiento masculino más oculto. Pero no se podría entender ni una sola palabra de él sin tener una referencia bien definida. Y da igual si esta referencia es nuestra pareja o ex-pareja, nuestra amiga o hermana, nuestra madre o nuestra hija, lo importante es que nuestra referencia siempre es una mujer.



El día 8 de marzo se puede decir que...
Ella es capaz de mover el mundo por nosotros. Ella es capaz de enamorar con una sola sonrisa. Ella es capaz de justificar nuestra existencia con un solo beso. Ella es capaz de hacernos ver lo divino y lo eterno con el solo roce de sus mejillas. Ella  es capaz de hacernos ir hasta el fin del mundo por soñar junto a ella. Ella es capaz de hacernos felices solo estando a nuestro lado.

Los restantes 365 días se debe decir que...
Es por ella que se mueve el mundo. Es por ella que suspiro enamorado. Es por ella que cada segundo de mi vida está justificado. Es por ella que creo en lo divino y eterno. Es por ella que llegaría al fin del mundo. Es por ella que dejaría todo por verla feliz. Es por ella por la que, sin pensarlo, daría toda mi vida.

Porque desde el lado de los hombres el día 8 de marzo es un día para el reconocimiento de 364 días de duro trabajo de todas las mujeres del mundo.



Ahora bien, siempre me ha gustado la polémica y ser el abogado de causas perdidas. Por esa razón ahora que tengo este pequeño altavoz en forma de blog puedo decir que el mayor enemigo de la mujer es la propia mujer, y por consiguiente también es la mayor enemiga de los hombres.

Porque en una sociedad cada vez más concienciada con el maltrato en el ámbito doméstico, cualquier mujer que piense que puede abusar de su sobre-protección legal para hacer daño a otra parte, no tiene otro nombre que escoria.

Esa mujer que critique o busque dañar la reputación de otra únicamente atacando el número de relaciones sentimentales o el aspecto físico. Esa mujer que se crea superior a cualquier otra mujer u hombre. Esa mujer que únicamente busca marcar las desigualdades entre hombres y mujeres en vez de corregirlas. Esa mujer es la verdadera enemiga.

Y llegará un día (de eso estoy seguro) en el que las mujeres deberéis renunciar con cierta nostalgia al día internacional de la mujer. Porque el día que la mujer logre cumplir todos sus objetivos y logremos entender que no hay "unos" y "otros" sino un "todos" la fecha del 8 de marzo se convertirá también en un día de fiesta para el hombre. Y ese día y los 364 restantes seremos completamente iguales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario